¿COMO PREPARARSE PARA ESTE TIPO DE EXCURSIONES?

- El ejercicio cardiovascular o “cardio” es esencial para aumentar la capacidad pulmonar y cardiaca. Lo que evitará la fatiga, falta de aire, arritmias cardiacas (taquicardia y bradicardia) o una hipoxia, cerebral o cardiopulmonar al subir la montaña. Mantener un estado físico en buenas condiciones nos ayudara mucho en una expedición de alta o media montaña, por lo que correr, montar bici, nadar, caminar en terrenos quebrados y senderos exigentes al menos 1 a 3 horas al día puede ayudar a prepararte.

- Dormir bien es vital para que tus músculos se regeneren, relajen, la fatiga muscular puede causarnos muchos inconvenientes en este tipo de excursiones, por eso te recomendamos que duermas 8 horas al día, especialmente la semana antes de la excursión.

- Muy importante que fortalezcas tus articulaciones (rodillas, tobillos y cadera), piernas y pies para que sepas que te pueden llevar hasta la cima, por lo general hacen la diferencia cuando bajes la montaña, por lo cual recomendamos hacer ejercicios para el fortalecimiento de las mismas.

- Es importante que nuestros huesos, tendones y músculos estén bien lubricados. Lo que quiere decir, que hay que trabajar en la flexibilidad. Eso nos ayudará a disminuir el riesgo de lesiones ante cualquier tropiezo o caída y aumentar nuestra capacidad de sobreponer y reaccionar ante la dificultad del terreno en el camino. Recomendamos el Yoga o escala. Los dos los ayudarán a tener mayor balance y fuerza.

- El esfuerzo físico y la altitud incrementan la pérdida de líquidos en el cuerpo. La deshidratación puede causar mal de montaña cuyos síntomas son la fatiga, mareo, náusea y dolor de cabeza. Para evitarlo mantente hidratado antes y durante el ascenso o recorrido, recuerda son 4 días de excursión en los cuales debes estar atento a este tipo de detalles. Te recomendamos prepararte tomando al menos dos litros de agua al día y suplementando con agua de coco y otras bebidas con electrolitos semanas antes de la excursión.

- Entre mejores comas más te lo va agradecer tu cuerpo, en este caso te recomendamos no consumas, comida con grasas y alta en azúcar. Lo ideal es una dieta lo más natural posible, eligiendo siempre alimentos frescos y poco procesados. Trata de consumir diario fruta en la mañana, una ración de verduras o ensalada en cada comida, consume abundantes alimentos de granos enteros o integrales y ricos en proteína, fibra, potasio, hierro, carbohidrato moderado, vitaminas A C y E. Evita tomar alcohol y bebidas energizantes en los meses de preparación y antes del recorrido.

- En la montaña se nos suele ir el apetito, así que tendrás que estar recordando constantemente tomar mucha agua, aunque no tengas sed, y de ingerir snacks constantemente ya que son vitales para reponer la energía.

- Trata de llevar snacks proteicos que contengan azúcar, como barritas, geles, frutos secos y chocolates. Evitando que sean alimentos que, al estar en un ambiente frío, puedan ponerse como piedra. Trata de que los chocolates tengan galleta o algo similar, esto evitará que se congelen y tengas inconvenientes para comerlos.

- Los guías llevan siempre un kit de primeros auxilios, sin embargo, no estará de más que lleves lo que sabes que a ti te cae bien. Lleva medicamentos para síntomas comunes como diarrea. dolores de cabeza o pastillas para la garganta, pero recuerda, es MUY IMPORTANTE la comunicación con el guía, en torno a posibles anomalías o cambios en tu estado físico o mental. NUNCA DEBES tomar pastillas para dormir, sus efectos son fatales en la alta montaña.

- Visitar al doctor antes de tu ascenso y hacer un chequeo médico ya que es de suma importancia que te asegures que todos tus signos vitales están bien y listos para subir. Escucha tu cuerpo y sé consciente de cómo estás en ese momento.

- En la altura, nos cansamos más rápido de lo normal, así que, por más fuerte que te sientas, trata de mantener la calma, de ir a paso tranquilo y no desperdiciar tu energía. Disfruta del camino y de la montaña, generalmente la programación de cada jornada esta entre 6 a 8 horas y terminan con un descanso en campamento o posada rural campesina, sin embargo, es recomendable que te programes mentalmente, para 2 o 3 horas más, eso ayudara en tu estado de ánimo en caso de que haya que caminar más de lo programado.

- Para el sol y la nieve; lleva protector solar y lentes de sol polarizados (es indispensable si no quieres bajar con quemaduras en donde menos te lo imaginas), para el viento y partículas de polvo o tierra, al igual no debes olvidar tu cuellera o buff en la montaña son indispensables.

- Recuerda siempre el nivel de dificultad que para este caso es muy exigente, esto te hará consciente de que debes tener una excelente condición física y mental, por lo general esta última representa el 60% del éxito de la expedición, lo demás depende de los factores climatológicos y tu capacidad física.

- El clima es un factor y las condiciones del terreno son determinantes en el desarrollo de la actividad, por lo cual te recomendamos llevar ropa y calzado adecuado para protegerte de la lluvia, humedad, barro, el viento o el sol picante, recuerda que en las zonas de montaña y paramos son muy comunes los microclimas o climas extremos.


NUESTROS PLANES

CÓMO LLEGAR

Aeropuertos, carreteras y servicios de transporte.

LÍNEA DE ATENCIÓN

Teléfono / WhatsApp:
+57 317 530 1103

SOSTENIBILIDAD

Nuestro compromiso con el Desarrollo Sostenible.

PERSONALIZACIÓN

Asesoría para adaptarnos a tu gusto y necesidades.